Un nuevo modelo turístico requiere de profesionales cualificados que lideren el cambio